El suelo pélvico es una zona de nuestro cuerpo a la que no solemos prestar demasiada atención y deberíamos hacerlo debido a su gran importancia en su funcionamiento, sobre todo en el cuerpo de la mujer. Normalmente, al no prestar atención, no se ejercita y provoca un suelo pélvico debilitado.

 

¿Qué es el suelo pélvico?

 

El suelo pélvico es el conjunto de músculos y ligamentos, que rodean la parte inferior de la cavidad abdominal, es decir en la base de la pelvis. Sostienen todos los órganos pélvicos (vejiga y uretra, útero, vagina y recto).

La función del suelo pélvico es contener y sostener todos estos órganos, con el fin de asegurar su normal funcionamiento, así como dar una estabilidad a nuestra columna Lumbo-Pélvica, por lo que tener un suelo pélvico debilitado puede provocar problemas en las funciones de nuestros órganos.

 

 

¿Qué situaciones hacen tener el suelo pélvico debilitado?

 

Estas son algunas de las situaciones en las que puede verse afectado el suelo pélvico:

  • En el embarazo, tanto el peso del útero como el efecto de las hormonas pueden hacer un suelo pélvico debilitado.
  • El parto puede provocar lesiones musculares y nerviosas.
  • Falta de estrógenos durante la lactancia o en mujeres postmenopáusicas, provocan pérdida de tono y flacidez de los músculos perineales.
  • Intervenciones quirúrgicas sobre el periné.
  • Obesidad.
  • El estreñimiento crónico.
  • Prácticas deportivas que ocasionan un aumento repetitivo de la presión intraabdominal (sin control alguno)

 

Si tienes alguna de estas variables y quieres hablar por teléfono o mensaje con nuestra fisioterapeuta para que te ayude puedes hacer click aquí.

 

¿Cómo fortalecer el suelo pélvico?

 

Una buena forma de ejercitar el suelo pélvico es a través de los ejercicios hipopresivos. Estos son una clara solución para mejorar el tono postural del perineo y prevenir el padecimiento de todos estos problemas de salud, además de mejorar la postura corporal y reducir el perímetro de la cintura.

El método hipopresivo se concibe desde el punto de vista de la terapia y el deporte.

– En el ámbito terapéutico están destinados al tratamiento y prevención de diversas patologías funcionales como las digestivas, ginecológicas, obstétricas, urinarias o posturales.

– En el ámbito deportivo se orientan a mejorar la condición física y la postura, prevenir posibles lesiones, aumentar el rendimiento deportivo o reducir el perímetro de la cintura.

 

Si quieres saber más sobre como fortalecer el suelo pélvico haz click en este botón y te llevará a otro post donde nuestra fisioterapeuta te lo explica.

Leave a Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.    Ver Política de cookies
Privacidad