Los problemas de un suelo pélvico debilitado derivan en el mal funcionamiento de nuestro cuerpo y no saber que es debido a esto.

 

¿Qué ocurre si tenemos un suelo pélvico débil?

Mantener el suelo pélvico fuerte y tonificado es algo esencial para asegurar el buen funcionamiento de los órganos pélvicos y mantenerlos en su posición correcta.

Cuando el suelo pélvico se debilita es posible que se produzcan los siguientes síntomas o enfermedades:

  • Incontinencia urinaria.
  • Prolapsos: se produce cuando la vejiga cae de su posición habitual y empuja la pared vaginal.
  • Problemas sexuales: dolor durante las relaciones, incontinencia urinaria durante el coito, problemas de erección o de lubricación…
  • Descenso de los órganos pélvicos: que pueden provocar sensación de pesadez, problemas para evacuar los intestinos, tejido que sobresale de la vagina…
  • Dolores de espalda.
  • Diástasis abdominal: es la separación de los músculos abdominales y del tejido conjuntivo, lo que genera flacidez excesiva en la barriga, debilidad abdominal, dolor, estreñimiento…
  • Entre otras…

 

Normalmente se cree que tener un suelo pélvico débil solo crea problemas ESTÉTICOS por flacidez o por debilidad de la zona abdominal, pero NO es así, sino que también conlleva problemas relacionados con el aparato urinario y genital, o reproductor, de la mujer como son la incontinencia y los prolapsos.

Además de los problemas mencionados, un suelo pélvico débil puede provocar dolores de espalda, posturales y de lumbalgia. Por esto, la radiofrecuencia también será un aliado perfecto para los síntomas del suelo pélvico frágil, con una potente y novedosa tecnología de alta frecuencia.

Una buena forma de ejercitar el suelo pélvico es a través de los ejercicios hipopresivos.

 

ejercicios suelo pelvico

Ejercicios Hipopresivos Suelo Pélvico Debilitado

¿Cómo se realizan los ejercicios hipopresivos para fortalecer el suelo pélvico?

La técnica consiste en generar una menor presión dentro de nuestra cavidad abdominal, a través de diferentes posturas y movimientos. Mientras relajamos el diafragma, conseguimos una apertura costal, la tracción miofascial y la succión visceral.

Esto se consigue con la succión abdomino pélvica, con apnea progresiva, pero de forma muy controlada. Sobre todo, al principio hasta que se domine bien la técnica. Por eso, es necesario que te guíe un FISIOTERAPEUTA y te pueda corregir hasta que consigas hacerla de manera correcta y sin hacerte daño, pudiendo controlar totalmente el diafragma y obteniendo así los mayores resultados.

Todo ello provocará la TONIFICACIÓN de la musculatura pélvica y de la faja abdominal.

Por todos sus beneficios tanto estéticos, porque también reduce cm de la cintura, como médicos los ejercicios hipopresivos se han convertido en uno de los ejercicios físicos más demandados y practicados.

En nuestra clínica es uno de los ejercicios estrella realizados por nuestra fisioterapeuta Isabel Múñoz que ayuda y guía a nuestros pacientes para que aprendan a realizar correctamente los ejercicios hipopresivos y consigan fortalecer el suelo pélvico.

Puedes pedir cita con ella a través del siguiente botón o contáctanos por teléfono pulsando aquí.

Leave a Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.    Ver Política de cookies
Privacidad