El riesgo de contagio por COVID-19 ha hecho más indispensable que nunca el lavado correcto y la desinfección de las manos, pero esto conlleva un riesgo mucho mayor de dermatitis en las manos. ¿Qué se puede hacer al respecto?

Los primeros meses de 2020 no han sido fáciles para nadie. No cabe duda. En España llevamos confinados casi 1 mes a fecha de hoy, y convivimos con geles de alcohol desde hace 2. El lavado de manos frecuente es una recomendación fundamental en este momento, y los sanitarios somos los primeros en recomendarla de forma activa, pero una de las consecuencias menos deseadas de este lavado frecuente es la dermatitis o eccema de manos.

Síntomas y signos

Si tienes enrojecimiento, descamación y picor que puede degenerar en pequeñas heridas y fisuras en las manos, muy seguramente has sido víctima de los geles hidroalcohólicos.

Si se extiende en el tiempo la piel se engrosa y se seca, fisurándose con facilidad. Si has sufrido – o sufres – estos síntomas, presta atención y recupera la salud de tu piel desde hoy.

Tipos de dermatitis manos

En lo que respecta al tema que tratamos, podríamos clasificar las diferentes dermatitis de las manos según:

Origen

  • Irritativa: Ocurre cuando agredimos y dañamos la superficie protectora de la piel de forma repetitiva. Es la forma más común y la que más estamos viendo hoy en día.
  • Alérgica: Se da como reacción del sistema inmune a nivel cutáneo, y depende de la persona.

Tiempo de evolución

  • Aguda: De inicio reciente, la piel no está engrosada. Se da por el lavado continuo de manos del que hablábamos antes.
  • Crónica: Se da cuando se extiende más de 3 meses a pesar de iniciar un tratamiento adecuado.

Sabiendo cómo se clasifican, comprenderás que acorde a la situación actual el post se centre en dermatitis irritativa aguda.

Factores que la desencadenan

La combinación de estos tres factores es devastadora para las manos:

  • Lavado muy frecuente de manos. Puede ser un factor laboral; por ejemplo en amas de casa, peluqueros, albañiles, personal sanitario o agricultores, entre otros.
  • Uso de productos agresivos, como lejía, solventes, detergentes u otras sustancias abrasivas.
  • Piel sensible, como personas con dermatitis atópica. Individuos con antecedentes de asma y rinitis tienden a tener una barrera protectora igualmente disminuida.

Cómo se puede prevenir

Lavar las manos con menor frecuencia

Trata de limitar el lavado de manos a cuando realmente sea imprescindible, como al entrar a casa o salir de ella, o haciendo la compra. En este momento no obstante es una medida difícil de llevar acabo, así que pasaremos a las siguientes.

Hidratarlas de forma frecuente

La pregunta que más recibimos en consulta es: ¿Cuál es la mejor crema de manos?

Una persona sana no debe usar ninguna crema específica, aunque sí podemos puntualizar un par de recomendaciones generales:

  • Las más fluidas tipo lociones y cremas son más útiles para el día y eccemas agudos con vesículas, para usos repetidos.
  • Las más espesas tipo vaselinas o pomadas son más adecuadas para antes de dormir o eccema crónica con piel engrosada.

Usar guantes

Para evitar la exposición continua de la piel a sustancias irritantes, usar guantes y lavar los mismos de forma repetida en vez de la piel es la mejor opción.

Es importante que si el uso se extiende más de 15 minutos tengamos entre el guante de vinilo o nitrilo y nuestra piel otro de algodón para evitar que la humedad empeore la situación todavía más.

El guante debe ser impermeable para ser efectivo a nivel preventivo. A tal efecto sirven los de nitrilo, látex o vinilo.

Qué hacer si ya tienes dermatitis en las manos

Si tienes dermatitis aguda recurre de forma diaria a las lociones para hidratar las manos, y usa guantes para no impregnarlas de alcohol demasiado frecuentemente.

Si aplicas estas medidas y no se produce mejoría en las manos consulta con el dermatólogo para descartar otras posibles causas, controlar el eccema y el picor y sobre todo, evitar que se cronifique en el tiempo

Bibliografía

Silvestre Salvador JF, Heras Mendaza F, Hervella Garcés M, Palacios-Martínez D, Sánchez Camacho R, Senan Sanz R, Apellaniz González A, Giménez-Arnau AM. GUÍA PARA EL DIAGNÓSTICO, EL TRATAMIENTO Y LA PREVENCIÓN DEL ECCEMA DE MANOS. Actas Dermosifiliogr. 2020;111(1):26-40

Agner T, Elsner P. HAND ECZEMA: EPIDEMIOLOGY, PROGNOSIS AND PREVENTION DOI: 10.1111/jdv.16061 

Agner T, Elsner P. HAND ECZEMA: TREATMENT DOI: 10.1111/jdv.16062

Leave a Reply

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad